CIUDAD DE MÉXICO 3 DE OCTUBRE DEL 2019.- La Asociación de Periodistas Desplazados y Agredidos hace un llamado de su conocimiento que el periodista Héctor Valdez Hernández, sufre una grave campaña de desprestigio y criminalización en la que detectamos como responsable, al Estado de Quintana Roo, del cual, Valdez Hernández, es uno de los principales críticos en cuanto a la corrupción que existe en el Gobierno de Carlos Joaquín.

Desde hace una semana aproximadamente, integrantes de esta asociación han documentado la existencia de envíos masivos en redes sociales y por canales de conversación de WhatsApp, de una denuncia penal por el delito de violación. Esta acción que trasgrede todos los principios éticos y deontológicos del periodismo, al tiempo que se encamina a la difamación y criminalización del periodista, descartando también la presunción de inocencia, indispensable en cualquier proceso legal.

Aunque la denuncia está siendo respondida a sus exigencias por parte de Héctor Valdez, existe la certeza de que existe un daño mediático en el honor al periodista desde las publicaciones, por lo que Periodistas Desplazados y Agredidos, así como las organizaciones civiles aliadas a esta, nacionales e internacionales, nos pronunciamos en contra de esta campaña de criminalización y difamación.

Creemos en que la aplicación correcta de la justicia desentrañará este caso, y que de ser responsable, el periodista Héctor Valdez debe pagar las consecuencias. Sin embargo, en tanto no se emita una resolución por parte de las instancias legales correspondientes Juez penal, reprobamos toda acción de información incriminatoria de parte de los medios.

Consideramos que esta campaña de desprestigio y criminalización se encamina o perfila para presionar al Mecanismo de Protección a Defensores de Derechos Humanos y Periodistas, a fin de que se le retiren las medidas a Héctor Valdez, quien en caso de ser regresado al Estado de Quintana Roo corre el riesgo de ser asesinado. (Como lo han mencionado funcionarios del Mecanismo Federal, señalando violaciones a los protocolos de seguridad cuando las víctimas no estamos en reclusión).

El antecedente que analizamos en la Asociación, es la divulgación del caso en redes sociales de parte de un periodista, empresario y supuesto defensor de Derechos Humanos y Periodistas, que extrañamente tuvo acceso a documentos oficiales de la Fiscalía de Quintana Roo, y que en los hechos, promovió la criminalización de Héctor Valdez, y no su defensa.

Esta información o campaña fue extendida a América Latina por medio de canales de WhatsApp a grupos de activistas políticos y periodistas, en la que se busca la acusación, el señalamiento, la difamación, y más acciones reñidas con los códigos de ética del periodismo, así como de la presunción de inocencia dentro del esquema penal acusatorio.

Al gremio en general, y a la Secretaria De Gobernación, desde nuestra Asociación nos pronunciamos por un “NO SE VALE”

Compartir

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA