La Asociación Mexicana de Periodistas Desplazados y Agredidos condenamos el actuar del Juez de Control, David Bacab Heredia, en torno al proceso que le sigue al periodista Miguel Angel Villarino Arnabar, por rechazar evidencia en capricho a la fiscalía y una aparente persecución política de parte del Gobernador Carlos Miguel Aysa de quien se ha convertido en uno de los principales críticos.

Creemos que el Estado de derecho se conjuga respetando y haciendo valer los procesos jurídicos apegados a la Ley y no desde intereses propios.

El jueves pasado, en la audiencia intermedia en el proceso legal que se le sigue, el juez desechó, a petición sin lógica de parte de la fiscalía, una serie de pruebas que el periodista presentó en su defensa, con el absurdo argumento de «no ser presentadas a tiempo», y que lo dejan totalmente expuesto a la aplicación forzada y arbitraria de la justicia.

Esta situación deja en total indefensión al periodista y lo obligan a ir a juicio sin aportar ningún tipo de prueba a su favor para demostrar su inocencia, estrategia que ha sido replicada en un sinnúmero de ocasiones por distintos entes institucionales a personas que terminaron como finalmente como presos políticos.

Por ello, solicitamos a la Comisión Nacional de Derechos Humanos su intervención inmediata, así como apoyo a las organizaciones de defensa legal de periodistas.

Miguel Angel Villarino Arnabar, no esta solo.

Compartir

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA