Nuevo León.- Policías municipales de Monterrey detuvieron y golpearon al periodista Juan Alberto Cedillo, quien detectó a elementos de esa corporación cuando revisaban a un joven vendedor indígena en calles del centro de la ciudad.

El periodista corresponsal del semanario Proceso realizaba una cobertura acerca del cierre negocios derivado de la pandemia cuando en las calles de 5 de Mayo y Colegio Civil observó que un joven indígena, cuya madre estaba a su lado, estaba contra la pared y era revisado en sus bolsas por agentes de la llamada policía Regia.

Cedillo informó que de inmediato comenzó a capturar la acción por lo que de inmediato un policía se le acercó para agredirlo verbalmente y tratar de quitarle la cámara.

Al identificarse como periodista e interrogar el motivo de la redención del muchacho, el policía le contestó que «tenía los ojos rojos», aunque luego en su reporte dijo que no tenía cubrebocas, cuando eso no era cierto.

La situación pareció calmarse, sin embargo, cuando Cedillo abandona el lugar tras hablar unas palabras con el muchacho, es nuevamente sujetado por la espalda por un policía y tras un forcejeo lo esposa y lo golpean en la patrulla donde le lastiman una rodilla y le destruyen un equipo fotográfico.

Por unas tres horas estuvo incomunicado en las celdas de la Policía de Monterrey por presuntas faltas administrativas, hasta que fue liberado tras comprobarse que es periodista.

Por su parte, la Red de Periodistas del Noreste de México reprobó rotundamente la detención, maltrato físico y amenazas por parte del personal de la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad del Municipio de Monterrey en contra de Juan Alberto Cedillo.

«El corresponsal de Proceso ejercía su derecho a la libertad de expresión, capturando el proceder de los elementos de policía, que de ninguna manera son motivos para ser arrestado, golpeado y amenazado», agrega la organización.

«La Red de Periodistas del Noreste, integrada por colegas de seis estados, exigimos a las autoridades que se realice una investigación sobre estos hechos y deslinde responsabilidades», demandó en su exigencia a la que se sumaron, Voces Irritilas AC de La Laguna de Coahuila y Durango, así como Colectivo de Periodistas de Monclova.

Compartir

SIN COMENTARIOS